Aceras, mucho más que piezas de concreto


Ing. Vanesa Vega, Ing. Henry Hernández

Las aceras son más que un espacio de infraestructura, estas remiten a otros factores importantes a considerar, por ejemplo, estas permiten que las personas se empoderen de sus ciudades y asuman una ciudadanía activa dentro de sus entornos. Además, las aceras son parte de la infraestructura que permite que una ciudad o comunidad pueda crecer y pueda desarrollarse, no solo desde el punto de vista de las personas que la habitan, sino también de las empresas y las instituciones que se encuentran en dicho espacio. Adicionalmente, la evidencia científica indica que promover el caminar y proteger a los peatones da beneficios para la salud de la población.

Tramo de acera en el cantón de San Isidro de Heredia
Los peatones son muchas veces usuarios de la vía, que son pasados por alto en las políticas de transporte. En Costa Rica, por ejemplo, la acera es un elemento fundamental en la movilidad urbana, ya que de acuerdo con los datos de Prugam (Plan Regional Urbano del Gran Área Metropolitana) indican que una cuarta parte de los viajes en el Gran Área Metropolitana se realizan a pie. Preocupa que la infraestructura peatonal no sea trabajada desde una perspectiva integral a nivel nacional o local. Muchas de las municipalidades en el país no conocen el estado real de sus aceras, y tampoco cuentan con indicadores que permitan adecuadamente priorizar su intervención para poder gestionarlas adecuadamente.




Ancho de las grietas en el tramo de acera en el cantón de Montes de Oca
Simplemente, las aceras en el país no son consideradas realmente como un activo público, mucho menos su gestión cuenta con la diligencia necesaria para garantizar una infraestructura que es fundamental para muchas personas. 
Esta desidia es un acto más de violencia urbana que en muchos casos afecta a la población más desprotegida.

Es responsabilidad del Estado, a través de la coordinación con las municipalidades, el generar políticas públicas en las cuales se contemplen las ciudades amigables para todas las edades, sexos, condiciones físicas, entre otros; en donde puedan transitar las personas de manera accesible y segura. 



Ing. Vanesa Vega
Cada Municipalidad, debe comenzar a idear estrategias e implementar sistemas de gestión que permitan el mantenimiento, la construcción y la reparación de las aceras, y llenar un vacío importante en esta materia.
La efectividad de la legislación actual relacionada con aceras debería ser cuestionada fuertemente y hacemos un llamado a todos los actores con incidencia en el tema a trabajar por ciudades más humanas y sostenibles.

Entradas populares