Auditorías Técnicas del LanammeUCR, ¿inoportunas?


Escrito por: Ing. Wendy Sequeira

Muchas veces los informes de auditoría técnica del LanammeUCR, han sido cuestionados porque cuando son divulgados a la ciudadanía pareciera ser que sus hallazgos y recomendaciones llegan de forma tardía.
Lo cierto es que detrás de cada informe de auditoría existe un trabajo exhaustivo de reuniones con los auditados, visitas a los frentes de obra donde se realizan conversaciones con los encargados, notas de advertencia de situaciones que deben ser mejoradas o donde se deben tomar acciones inmediatas, muestreos de materiales, mediciones del desempeño de la obra en sitio, comunicación oportuna de los resultados a las partes involucradas y una presentación del informe en versión preliminar a los auditados para que ellos emitan su criterio con respecto a los hallazgos encontrados antes de que se publique la versión final. Esto quiere decir, que el lector final va tener conocimiento de situaciones que fueron advertidas con antelación al auditado durante el proceso de auditoría, algunas de las cuales incluso fueron corregidas y  se documentan en los informes para que  quede evidencia de ello.

  Esta metodología de auditoría técnica ejecutada por el LanammeUCR es diferente de las auditorías comunes (financiera, operativa o especial) pues fiscaliza todo lo que compete a la ingeniería civil, pero a su vez mantiene la esencia de la auditoría  ya que constituyen un elemento de rendición de cuentas y transparencia sobre las inversiones que realiza el Estado en cuanto a la calidad de los proyectos de infraestructura vial se refiere, y a la vez constituye una herramienta de mejora desde el punto de vista técnico e independiente. Por otra parte, no se debe dejar de lado que a partir de una cantidad significativa de hallazgos desarrollados durante varios años y casos reales observados en visitas técnicas, se han generado mejoras en las especificaciones técnicas aplicables y se han implementado actividades de capacitación a técnicos de laboratorio, inspectores de obra y a profesionales, de acuerdo a las necesidades detectadas.
A pesar de que los informes no son vinculantes, la Contraloría General de la República emitió en el 2013 una disposición al CONAVI para que estableciera un procedimiento para valorar e implementar las recomendaciones de los informes que emite la Unidad de Auditoría Técnica (UAT) del Programa de Infraestructura del Transporte (PITRA) del LanammeUCR. Esta disposición ha permitido que muchas de las recomendaciones que se brindan sean tomadas en cuenta por la Administración, lo que se ha visto reflejado en mejoras significativas en las prácticas constructivas, calidad de los materiales y gestión de los proyectos.
Asimismo, diversos sectores de la Administración han entendido que los informes de auditoría técnica son un insumo de carácter objetivo e independiente, que pueden utilizar como una herramienta para realizar procesos de mejora continua en la gestión vial.

¿Qué NO es una Auditoría Técnica?
También, vale la pena aclarar lo que no debe ser considerado una auditoría técnica, ya que frecuentemente se le atribuyen al LanammeUCR funciones que no le competen. La Auditoría Técnica del LanammeUCR no evalúa a las personas que participan en la gestión de los proyectos, sino fiscaliza los procedimientos empleados en ellos por parte de la Administración y el impacto de esos procedimientos en la eficacia y eficiencia de la inversión pública en obras viales. La auditoría del LanammeUCR no es una labor de supervisión de los proyectos que controla detalladamente el cumplimiento contractual en el sitio de obra y en control de calidad, para lo cual han sido contratadas otras entidades. Más bien es una labor de fiscalización de orden superior que aplica tanto para proyectos en ejecución como para considerar en proyectos futuros. Es decir, las tareas de la Unidad de Auditoría Técnica del LanammeUCR, en cuanto al monitoreo de la calidad de los materiales utilizados en los proyectos viales mediante ensayos de laboratorio, no constituye ni pretende, ni debe sustituir el control de calidad inherente al desarrollo de cada proyecto. [i]
El trabajo de la UAT en este campo tampoco se puede entender como un arbitraje ante la discrepancia de resultados entre la Administración y los contratistas. La información sobre resultados de ensayos de laboratorio a los materiales, así como otros aspectos que resulten importantes comunicarlos oportunamente por su impacto en la calidad y seguridad de las obras, son comunicados que se emiten de manera oportuna y durante la ejecución de los proyectos. Esto con el fin de que la información no pierda el valor que representa en el desarrollo y la calidad de las obras y por ende en la eficacia de la inversión. 


Desafíos pendientes
Este año la Unidad de Auditoría Técnica del PITRA- LanammeUCR cumple 15 años de existir bajo el mandato de la Ley 8114. Su labor se ha centrado en auditar gran parte de las obras viales más relevantes que se han ejecutado en Costa Rica. Los cuantiosos casos de fracaso en la planificación, ejecución y gestión de la infraestructura vial invisibilizan la labor de la Auditoría Técnica, pero en realidad es que los más de 1000 hallazgos emitidos y sus respectivas recomendaciones han servido de insumo para mejorar la calidad de los proyectos viales que actualmente se ejecutan. 

Sin embargo, todavía queda mucho por hacer para cumplir el fin primordial del LanammeUCR que es buscar la mayor eficiencia de la inversión en carreteras, mejorar la calidad de vida de los habitantes del país y ayudar en la mejora de la competitividad nacional. El mayor desafío es lograr institucionalizar de forma sistemática la incorporación de los hallazgos de las auditorías realizadas por LanammeUCR con el objetivo de incrementar el nivel técnico en la gestión vial costarricense y garantizar la transparencia en todos los procesos.




[i] Chaverri, J. “Desarrollo de auditorías técnicas en la Infraestructura vial de Costa Rica”. 2014


Entradas populares