Retrorreflectividad: Unidad de Medición y desempeño para la demarcación vial



 Escrito por: Ing. Sandra Solórzano
 
De acuerdo con el Manual Centroamericano de Dispositivos Uniformes para el Control del Tránsito: "la demarcación está constituida por las flechas, símbolos y letras que se pintan sobre el pavimento, bordes y estructuras de las vías de circulación o adyacentes a ellas, así como los objetos que se colocan sobre la superficie de rodadura con el fin de regular o canalizar el tránsito o indicar la presencia de obstáculos" (SIECA,2014, p.149).

La demarcación desempeña funciones definidas de acuerdo con el esquema del control de tránsito, y se consideran un complemento de las señales verticales y semáforos, son utilizadas también para brindar instrucciones que son exclusivamente transmitidas por este medio.

Por lo anterior, se puede afirmar que la demarcación es un elemento clave en la seguridad vial, razón por la cual se hace vital asegurar su buen estado. Para la demarcación vial se ha definido la retrorreflectividad como la medida de desempeño, utiliza como unidad las milicandelas por metro cuadrado por lux (mcd • m2/ lux). Como se observa en la Figura 1, a mayor retrorreflectividad mayor capacidad de reflejarse la luz en la demarcación, especialmente en horas de la noche, lo que también permite que sea más segura la vía para ser transitada.






Figura 1. Determinación visual de la retrorreflectividad
Nota: Modificado de Guide sur la rétroréflexion du marquage routier, principes et évaluation, Québec (2014)
 

Para obtener la retrorreflectividad en la demarcación vial se utiliza un material llamado microesfera de vidrio, que como bien lo dice el término son esferas muy pequeñas de vidrio, como se puede observar en Figura 2.



 Figura 2: Microesferas de vidrio
Nota: Tomado de Guide sur la rétroréflexion du marquage routier, principes et évaluation, Québec (2014)


Su forma esférica y transparencia permiten que los rayos de luz emitidos por los focos del vehículo ingresen a través de la microesfera hasta su borde sumergido en la pintura y así reflejar el rayo de luz, hasta llegar al ojo del usuario en su vehículo, tal y como se muestra en la siguiente figura:
 Figura 3: Principio de retrorreflectividad


De esta manera la microesfera de vidrio con la pintura se convierte en un sistema que permite que la demarcación sea funcional durante la noche.  Los diferentes tipos de microesferas se clasifican en función de su tamaño; su uso depende del espesor de la pintura y el tipo de proyecto, por lo que para pinturas base agua y base solvente con espesores muy delgados se utilizan microesferas Tipo I, mientras que para termoplástico que se coloca con espesores alrededor de los 2,3 mm se utilizan varios tipos de microesfera, desde la Tipo I, Tipo II, Tipo III u otros, hasta alcanzar la retrorreflectividad buscada para dicho material.
  
En Costa Rica se utilizan en la demarcación vial, pinturas en frío base agua y base solvente. En los últimos años se ha venido utilizando también el material termoplástico, el cual se coloca a altas temperaturas. Además, existen otras opciones para la demarcación vial como la cinta preformada y termoplástico en frío. 
Para asegurar la calidad y desempeño de los materiales, desde el LanammeUCR se ha venido trabajando en implementar ensayos que contribuyan a mejorar la seguridad vial en nuestras carreteras. Los ensayos se basan en métodos establecidos a través de la normativa del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO). Además, desde INTECO se elaboró la Guía de buenas prácticas para la demarcación vial con el propósito de aportar una herramienta para los inspectores en la adecuada instalación de los materiales para la demarcación vial. 
Se ha comprobado que una adecuada demarcación vial,  pueden disminuir las posibilidades de un accidente en carretera, de ahí la importancia del mantenimiento oportuno de las vías.

Entradas populares