EL APORTE DE LAS MUJERES EN LA MEJORA DE LA INFRAESTRUCTURA VIAL




Escrito por: Ing. Sharline López
La infraestructura es uno de los pilares fundamentales para el desarrollo económico y humano de una nación, siendo la infraestructura vial uno de sus componentes básicos, constituida por pavimentos, puentes, obras de drenaje, aceras, entre otros elementos de gran importancia; los cuales dirigen su objetivo primordial hacia la promoción del desplazamiento de personas y cargas de un punto a otro de la manera más eficiente y confortable posible.
Dada la importancia que desempeña la infraestructura vial para el desarrollo de un país, es fundamental resaltar la participación y el aporte de las mujeres en este proceso. En mi experiencia, he conocido mujeres desempeñando roles de alto nivel en las diversas etapas de la gestión de la infraestructura: planificación, diseño, construcción, mantenimiento y evaluación. El involucramiento actual de las mujeres en este campo sugiere un cambio importante en el pensamiento de la sociedad costarricense, que abre las puertas a la diversidad en un campo de trabajo, que durante décadas, estuvo a cargo del género masculino. 
Figura 1. Participación de la mujer en la elaboración de planes Quinquenales
 
Como parte de mi trabajo estuve por un periodo cercano a los tres años involucrada en un proyecto a través del  cual los equipos técnicos (entre ingenieros, asistentes técnicos, promotores sociales y secretarios) de 40 municipalidades de diferentes regiones del país, desarrollaron su propio Plan Quinquenal de Conservación y Desarrollo de Infraestructura Vial. Este programa de trabajo estuvo enmarcado en el Programa de la Red Vial Cantonal del MOPT/BID y se desarrolló de manera conjunta entre la Escuela de Planificación y Promoción Social de la Universidad Nacional de Costa Rica y el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica.
En la totalidad del proyecto participaron más de 120 miembros de municipalidades, de los cuales la tercera parte estuvo conformada por personas del género femenino. Esto fue gratificante para mí y me permitió evidenciar una alta participación de la mujer, trabajando activamente y con gran compromiso en la mejora de la infraestructura vial de su cantón.
Con el propósito de enmarcar la relevancia de la participación de las mujeres en este proyecto, se sugiere ampliar el panorama general de algunos datos país. De acuerdo con la página web oficial del Consejo Nacional de Vialidad, Costa Rica posee una red vial cercana a los 42 700 km, de los cuales 35 000 km, aproximadamente, corresponden a la Red Vial Cantonal (RVC), es decir, que el 81% de las carreteras corresponde a la jurisdicción municipal. Por otro lado, la Red Vial Nacional (RVN) corresponde a los 7 700 km restantes, administrados por el Gobierno Central.
Una vez comprendidos los datos anteriores, queda en evidencia que la gestión eficiente y eficaz de la RVC representa un reto continuo para los gobiernos locales. La participación de las mujeres en la elaboración de planes quinquenales fundamentados en las características sociales, políticas, técnicas y económicas propias de cada cantón, fue esencial para incluir en ellos una visión integral, pues como mujeres solemos tener una perspectiva diferente del entorno, de las necesidades de la población y de las maneras de solventar dichas necesidades.
Esta metodología de trabajo permitió unificar y conciliar criterios según una perspectiva de género y de diversas formaciones profesionales, generando un plan de inversiones robusto y fundamentado, que repercutirá de manera positiva en la gestión de la infraestructura vial y por consiguiente en el desarrollo de la región.
La participación de las mujeres en temas trascendentales para el progreso del país se ha fortalecido en los últimos años, lo cual constituye una apertura que con certeza beneficiará al país, brindando soluciones a problemas nacionales y regionales con una perspectiva integral. Además, esta inmersión de la mujer representa una invitación para todas nosotras a involucrarnos cada vez más en diferentes áreas laborales, que tradicionalmente estuvieron lideradas por la fuerza masculina.
Desde mi perspectiva, la importancia radica en hacer consciencia de que TODOS tenemos los mismos derechos y capacidades para desarrollar al máximo nuestro potencial, indistintamente del género o área laboral en la que deseemos ejercer; pues el incremento de personas capacitadas en diferentes campos temáticos brindará un aporte valioso al país, procurando así una mejora continua que beneficie a la sociedad costarricense.

Entradas populares