¿Calles de "cemento" o asfalto? Conozca datos importantes de nuestras carreteras



Escrito por: Ing. Fabiola Miranda


Se ha preguntado alguna vez por qué la Carretera Cañas - Liberia es de concreto hidráulico (popularmente conocido como cemento) si casi todas las calles en Costa Rica son de asfalto, ¿será que el asfalto es mejor que el "cemento"? o más bien ¿cuándo el gobierno decide usar cemento?

Para empezar, mencionemos algunas generalidades de dos proyectos nuevos, uno de cemento y uno asfalto:

·       Proyecto Cañas - Liberia, una carretera de "cemento" con una longitud de 50.6 km a 4 carriles, 26 puentes nuevos y 10 rehabilitados, 3 intercambios a desnivel, 3 intersecciones a nivel, 11 puentes peatonales, pasos de fauna subterráneos y arborícolas, ciclovías y aceras; con una inversión de construcción de $205 millones.

·       Proyecto Chilamate - Vuelta de Kooper, una carretera de asfalto con una longitud de 27 km a 2 carriles, 5 intersecciones a desnivel, 5 pasos a desnivel, 9 accesos a fincas, 8 puentes, 12 pasos de fauna aéreos y 8 subterráneos, 4 calles marginales; con una inversión de construcción de $74 millones.

Podría asegurar que la mayoría de los lectores tienden a verse más atraídos por el dato en dólares. El costarricense promedio y los medios de comunicación suelen priorizar el tema económico de los proyectos de infraestructura vial y enfatizar en el "gasto" de la construcción.  

En la misma línea del tema de inversión, según un estudio realizado por el LanammeUCR basado en auditorías en 59 proyectos nacionales realizados entre 1997 y 2016, el costo de construcción de un pavimento de concreto es 1.6 veces mayor al costo de construcción de un pavimento de asfalto. De allí tenemos que en Costa Rica más del 90% de los 5 105 km de la Red Vial Nacional Pavimentada se encuentra construida con asfalto, por lo que pareciera que históricamente el gasto inicial es nuestro criterio para decidir entre una opción o la otra. Se debe tener presente que los costos entre tipos de pavimentos varían ampliamente dependiendo de la ubicación. Las experiencias demuestran que fuera del Gran Área Metropolitana es más costoso construir pavimentos de concreto, pero más barato hacer mantenimiento en pavimentos de asfalto. Por otro lado, debemos considerar que los pavimentos de concreto requieren mantenimiento esporádicamente y sus características admiten mayores vidas de servicio que los pavimentos asfálticos.  Adicional a esto, el precio del asfalto está directamente relacionado con el precio internacional del crudo, lo cual es inestable y muy variable.

En comparación con el resto del mundo, se tiene evidencia que en Costa Rica la construcción de un kilómetro de carretera de pavimento asfáltico cuesta la mitad de lo que en promedio invierten los países a nivel mundial. Sin embargo, nuestros costos de mantenimiento de pavimentos asfálticos son casi el doble de los costos que reportan los demás países del mundo. Acá resulta importante destacar que en Costa Rica CONAVI define dos tipos de mantenimiento: rutinario (limpieza de drenajes, vegetación, demarcación) y periódico para la renovación de las carreteras, como el recarpeteo.


Esto podría generar cuestionamientos como ¿en qué parte de la construcción estaremos ahorrando? o ¿estaremos subestimando los costos de construcción? y ¿por qué nuestras calles necesitan de más mantenimiento? o ¿será que CONAVI realiza más mantenimiento del que se aplica en otros países?  Entonces, ¿realmente resulta más económico construir una carretera de asfalto? Todo apunta a que al final del proyecto los el costo de ambas técnicas se equiparan.

Lo anterior nos lleva a que la selección del tipo de proyecto no solo puede definirse a partir del costo inicial, sino que debe ajustarse a un análisis técnico, basado en el contexto del proyecto y sus necesidades en aspectos como clima, cantidad de tránsito, tipo de vehículos, tecnología disponible, existencia de rutas alternas, importancia de la carretera, tiempos de apertura al tránsito, entre otros.
Si hablamos de la capacidad de soportar cargas vehiculares, los pavimentos de concreto se colocan en el primer puesto, por lo que suelen ser utilizados para rutas con altos niveles vehiculares y tránsito muy pesado, así como en zonas con altas temperaturas, en donde los pavimentos flexibles no presentan un buen desempeño. Adicionalmente los pavimentos de concreto son más resistentes a agentes contaminantes, factor que favorece su durabilidad. 


Respecto a la percepción del usuario, los pavimentos flexibles permiten acabados con menor rugosidad garantizando un mejor confort. ¿Conoce usted de alguna pista de carreras de pavimento de concreto? Probablemente no, por la misma razón por la que las pistas de aterrizaje son en su mayoría de asfalto, ya que para estas aplicaciones se requieren acabados superficiales que solo el pavimento asfáltico puede ofrecer.

Actualmente, el tema de la sostenibilidad juega un papel protagónico, en este sentido estudios indican que el impacto ambiental en el ciclo de vida de un proyecto de pavimento de concreto es considerablemente menor que un pavimento de asfalto. Por tanto, si la finalidad es ser amigable con el ambiente usted debería preferir "cemento" antes que asfalto.

En fin, existen indicadores para ayudarnos a decidir si una carretera se construye con "cemento" o asfalto, no obstante, no hay un único criterio y el dinero que nos cuesta construir la carretera no debería serlo. Ambas son excelentes técnicas siempre y cuando se construyan como se debe y se les aplique el mantenimiento preventivo que garantice una excelente vida de servicio.

Ahora ¿qué le gusta más: el "cemento" o el asfalto?

Entradas populares